Novedades
27 Septiembre 2013

Ciclo Conciliación, trabajo y familia

Corina Rodríguez Enríquez, economista y cientista social, investigadora del CIEPP e integrante del proyecto El cuidado en la agenda pública fue invitada por el INADI a la Segunda Jornada del ciclo Conciliación trabajo y familia.

Este jueves se realizó la Segunda Jornada del ciclo Conciliación trabajo y familia: diagnósticos y desafíos contemporáneos de las políticas públicas, en el Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación, en Sarmiento 329, piso 11, organizada en forma conjunta por la Comisión para el Trabajo con Igualdad de Oportunidades (CTIO),dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, y el Área de Trabajo del INADI, que depende de la Dirección de Promoción y Desarrollo de Prácticas contra la Discriminación, junto con la Comisión Tripartita del Ministerio de Trabajo, Consejo Nacional de las Mujeres, Secretaría de DDHH y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

El INADI fue representado por Julia Contreras, directora de Promoción y Desarrollo de Prácticas contra la Discriminación del INADI, la coordinadora del Área de Trabajo, Gisella Dohm y la licenciada Clara Hijano. La apertura del encuentro contó con las exposiciones de Contreras y Olga Hammar, por la Comisión para el Trabajo con Igualdad de Oportunidades (CTIO).

“Estamos muy orgullosos de impulsar este tipo de encuentros en articulación con otros organismos del estado, todos en la búsqueda de provocar debates acerca de las consecuencias que genera en la vida profesional y personal de las mujeres asumir la responsabilidad, muchas veces en solitario, de llevar adelante un hogar, el cuidado de la familia sin equidad en la distribución de las tareas. Romper con esos moldes, integrar una familia en igualdad es, sin duda, también un paso importante en el marco de la lucha por la igualdad de género” manifestó Contreras.

Corina Rodríguez Enríquez, economista y cientista social e investigadora del CIEPP; Dora Balada, directora Provincial de Empleo de Mendoza y el Programa Centro Buenas Cosechas; Adrián Rozenvag, del SENAF; Griselda Meng, coordinadora de Bienestar Universitario de la Universidad General Sarmiento, Escuela Infantil y Sala de Juegos Multiedad, y Victoria Carpani, asesora de la Secretaría del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, expusieron acerca de la importancia de cambiar los paradigmas respecto de la organización de los cuidados de hijos e hijas de trabajadoras y trabajadores formales e informales.

Balada sostuvo que “El programa Buena cosecha promueve el trabajo decente y el empleo registrado, con el respaldo de leyes como la 26390, que combate el trabajo infantil, los abusos a niños y niñas, y evita la deserción escolar”, mientras que Meng manifestó que “en 1995 se creó la Universidad de General Sarmiento orientada a una matrícula estudiantil conformada por sectores tradicionalmente postergados, hacia los que había que implementar políticas públicas que articularan la realidad social de sus estudiantes, hasta ese entonces novedosas (guarderías para los hijos, escuela infantil, etc). Esas políticas buscaron poner al Estado para dar un servicio público dirigido a los estudiantes, que les permitiera ingresar y permanecer en el mundo universitario”.

Por su parte, Carpani manifestó que “es importante conciliar trabajo y familia como un asunto público, y para eso son claves las convenciones colectivas de trabajo y sus mesas de diálogo, para buscar soluciones a situaciones nuevas en el plano laboral, y que la ley de contrato de trabajo en su momento no contemplaba, como el caso de licencias por distintas enfermedades, licencias especiales por maternidad, por día femenino, o montos para guarderías, incorporados al salario, por convenio. Para eso, la negociación colectiva es el instrumento más eficaz, y requiere que la mujer tenga cada vez más participación en el mundo del trabajo y en la vida gremial”

En tanto, Rozenvag indicó que “El cuidado de los chicos comienza a aparecer como concepto recién en los 70 y los 80, tanto en la cuestión de sus derechos, como también en que hubiera leyes que no pusieran la carga sólo en la mujer. Comenzó a haber una mirada más inclusiva hacia las nuevas generaciones, sobre todo desde el 2003, con políticas universales que empezaron a tener otra mirada fáctica sobre la infancia, priorizando su salud y su cuidado en los primeros años de vida, Rodríguez remarcó que “la distribución desigual de las tareas en el ámbito familiar dificulta a las mujeres el poder desarrollar de manera plena y poder tener más participación económica y laboral. Por eso, la organización del cuidado familiar es una cuestión social que debe atenderse en su conjunto, para poder tener realmente una sociedad más paritaria, inclusiva y equitativa, y eso se hace modificando las cadenas globales de cuidado, que son hoy ejemplos claros de desigualdad, en las que como siempre, las responsabilidades caen sobre sus eslabones más débiles.

El objetivo de estas jornadas es sensibilizar y difundir acerca de las consecuencias que genera, para el desarrollo personal y profesional de la mujer, el asumir mayoritariamente las responsabilidades del cuidado de los miembros de la familia, situación que es producto de la persistencia de una rígida división sexual del trabajo al interior del hogar.


Fuente: Prensa INADI

 

Más Recientes Ver Más
02 Mayo 2013

El derecho y la responsabilidad del cuidado

Acaba de ser lanzado en Buenos Aires el proyecto El cuidado en la agenda pública, liderado por organizaciones de la sociedad civil, que pretende tanto instalar el debate sobre la necesidad de políticas públicas de cuidado y la desigual distribución de tareas dentro del hogar, como crear conciencia sobre el cuidado como un derecho ciudadano. Según una encuesta realizada en el año 2011 por estas organizaciones: el 76% de niñas y niños están en los hogares a cargo de las madres y el promedio de días que los padres se toman de licencia por paternidad es 4,4. Representantes de dos de los países más avanzados en la región en este tema –Costa Rica y Uruguay- participaron del evento relatando sus experiencias.

24 Julio 2014

Algunas muestras de flexibilidad

Está comprobado que las políticas de conciliación entre el trabajo y la familia “aumentan la capacidad de trabajo de las personas y, de este modo, la productividad de la empresa (por ejemplo, las empresas consultadas destacan que la flexibilidad horaria y el teletrabajo son las opciones más valoradas por el personal, tanto varones como mujeres)”, dice el informe ¿Cómo se cuida en Argentina? Definiciones y experiencias sobre el cuidado de niños y niñas, de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), el Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas (Ciepp) y el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA).