Novedades
30 Mayo 2014

Bariloche: alumnas mamás podrán llevar a sus hijos al jardín del colegio

El CEM 97 del barrio 2 de Abril creó el primer jardín maternal dentro del colegio diurno. Serán 5 chicos de hasta 3 años que concurrirán a un aula adaptada.

Foto: rionegro.com.ar

Foto: rionegro.com.ar

Thiago, Aimará, Agustín Lautaro y Aarón ya tienen su espacio en el CEM 97. Pero no son alumnos regulares, son niños menores de 3 años hijos de alumnas del colegio del barrio 2 de Abril que a partir de ahora tendrán la oportunidad de seguir sus estudios y dejar en el aula maternal a sus hijos.

Los cinco niños de entre 7 meses y 3 años serán los primeros alumnos del nuevo jardín maternal dentro de un colegio diurno en Bariloche que se habilitó este viernes, luego de muchos años de reclamo de la comunidad educativa y como aliento a las alumnas mamás para que no abandonen sus estudios.

El CEM 97 tiene 135 alumnos en dos turnos y se logró reacondicionar un aula para que funcione allí el jardín maternal que estará a cargo de la docente Celeste, recientemente designada por el ministerio de Educación. Los chicos permanecerán allí de 8 a 13, en el horario del turno mañana mientras sus mamás cursan sus materias regulares aunque podrán visitarlos en los recreos o asistir al aula ante la solicitud puntual de la docente.

La iniciativa fue motivo de fiesta en el colegio donde todos los alumnos participaron del acontecimiento en un breve acto en la galería del edificio escolar donde se compartió chocolate caliente y delicias dulces creadas por docentes y algunos alumnos.

“Está bueno para seguir la escuela” dijo Huara, una alumna de 17 años que cursa el tercer año en el CEM 97, mientras recorría el aula donde su pequeña Aimará de 9 meses estará todas las mañanas mientras ella estudia. El aula fue decorada por los propios alumnos con juegos y móviles para niños, mesa y sillitas donadas, pero todavía necesitan más elementos acorde a la edad de los chicos como una cuna, juguetes didácticos y apilables para niños menores de 3 años, pañales, sábanas y toallas, entre otras cosas.

Si bien ahora materializó el jardín maternal, el colegio ya recibía a las alumnas con sus bebes para evitar el abandono escolar pero los niños permanecían con ellas en el aula, admitió la directora Valeria Velázquez al contar ante el alumnado y las autoridades: “hemos tenido a los bebés en brazos mientras las mamás estaban cursando”.

La directora pidió que el ministerio de continuidad a este proyecto y lo tomo como piloto hasta culminar el 2015 al menos, debido a su tardío inicio a mitad del año escolar y destacó que “para muchos el colegio puede quedar muy lejos pero puede ser una alternativa para terminar la secundaria y que se sumen alumnos de otros barrios”.

La docente designada, Celeste, remarcó el nuevo jardín maternal en el colegio como una “tranquilidad para las mamás que pueden estudiar sabiendo que sus hijos están cerca, cómodos y seguros”.

También la supervisora de Nivel Inicial, Martha Julia, remarcó que este jardín maternal “es un hecho concreto de la articulación de niveles y de brindar oportunidades para continuar estudiando”. Cabe mencionar que en Bariloche otros cuatro colegios cuentan con jardines maternales para hijos de sus alumnos pero en todos los casos son colegios nocturnos.

Fuente: rionegro.com.ar

Más Recientes Ver Más
25 Febrero 2015

Cambio de enfoque: los límites de las políticas sociales…

Por Rafael Gentili … para revertir las condiciones de desigualdad. Estamos llegando al cierre de 12 años intensos de gestión de un gobierno peronista a nivel nacional, acompañado por una amplia mayoría de gestiones provinciales del mismo color político. En ese período se produjeron importantes cambios en materia económica, social y política (dando marcha atrás […]

22 Abril 2013

Una ley que reconoce los derechos de las empleadas domésticas

La recientemente promulgada ley 26.288 equipara los derechos de las trabajadoras de casas particulares con los de los demás trabajadores, poniendo fin así a la regulación que durante seis décadas mantuvo la discriminación para las empleadas de este sector.